Posteado por: El Conde | 5 enero 2008

Las FARC

Las FARC

Tras el asesinato del líder popular Jorge Eliécer Gaitán (1948), se desató una guerra civil en Colombia (1948-1953) que cobró la vida de cientos de miles de pobladores pobres. La resistencia armada, especialmente campesina, dio origen a repúblicas independientes perseguidas por la dictadura militar del general Gustavo Rojas Pinilla, que se extendió desde 1953 hasta 1957, cuando conservadores y liberales hicieron un pacto para alternarse en el gobierno (conocido como Frente Nacional).

En 1960, nació el Frente Unido del Pueblo, encabezado por el sacerdote Camilo Torres, para enfrentar la desigualdad social y oponerse a los planes de exterminio de las repúblicas independientes. Una de ellas, Marquetalia, ubicada en los departamentos de Huila, Valle, Cauca y Sur de Tolima, contaba con el liderazgo de Pedro Antonio Marín, cuyo nombre de guerra fue Manuel Marulanda Vélez, conocido como Tirofijo. En 1964, 16 mil efectivos militares equipados y armados acabaron con Marquetalia. Marulanda y cientos de resistentes dieron origen a las FARC. Por entonces, Camilo Torres intentó mediar en el conflicto, pero ante la trampa gubernamental, encarnó otra guerrilla (el ELN, Ejército de Liberación Nacional) y murió luchando en 1966.

A fines de los sesenta, surgió el Ejército Popular de Liberación (EPL) con centro en la costa atlántica. Una cuarta organización, con centro en las ciudades, surgió a principios de los setenta, fue el Movimiento 19 de Abril (M-19) que, a diferencia de las otras, estaba conformada por militantes de clase media. El espiral de violencia creció: la represión estatal contó con el apoyo de Estados Unidos. Mientras la mayoría de las organizaciones se debilitaron o eran aniquilados sus militantes, las FARC mantuvieron su presencia y su fuerza militar. Tienen 60 frentes de lucha y presencia en 24 de los 32 departamentos de Colombia. Desde 1980, los gobiernos trataron de desmovilizar a las FARC, con treguas y negociaciones que nunca prosperaron. Los grupos paramilitares, fomentados por empresarios y políticos, fueron la mano negra de todas las conversaciones que, supuestamente, impulsaban la reconciliación. La guerrilla tiene bases sólidas en la selva y las montañas. Allí tiene centenares de rehenes y secuestrados. Esgrimen como argumento que con ello evitan bombardeos masivos. Desde que Álvaro Uribe llegó a la presidencia (en 2002 y reelecto en 2006), se terminaron las negociaciones de paz. Las FARC retrocedieron y perdieron terreno. Sin embargo, siguen contando con fuerzas y con el liderazgo de Manuel Marulanda, su legendario fundador quien, con 77 años, nunca visitó Bogotá ni fue a un cine.

Escrito por Eduardo Anguita


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: