Posteado por: El Conde | 16 noviembre 2006

Cómo es el sistema que deja ver TV en el celular

[Escuchar este post]

A diferencia de la televisión digital norteamericana, el estándar europeo permite que las imágenes también puedan ser captadas por teléfonos móviles de la llamada “Tercera Generación”. El futuro llegó a la Argentina

Telecom, Telefónica, Nokia, Siemens, Telefé y Philips presentaron hoy el estándar de TV digital europeo DVB (Digital Video Broadcasting) en Casa de Gobierno. Este conjunto de empresas es el que viene exponiendo desde el año pasado cuáles son las ventajas de la norma europea frente a la norteamericana ATSC y la japonesa ISDB.

El presidente Néstor Kirchner y el ministro de Planificación Julio de Vido fueron los principales espectadores de esta presentación, solicitada por la administración nacional con el objetivo de tomar una decisión final sobre el tema.

Así, en primer lugar se habló sobre la diferencia entre la TV analógica, tal como la conocemos hoy, y la digital, que veremos en el futuro. Para ello, hubo una transmisión en simultáneo para comparar la diferencia de imagen y sonido.

Pero, y como ventaja diferencial que ofrece el estándar europeo DVB frente al norteamericano, se demostró que la TV digital también se puede recibir en teléfonos móviles de tercera generación (3G), dotados de una “antenita” interna que capta la señal de TV de la misma manera en que lo hace un televisor.

La norma DVB tiene aplicaciones específicas para la telefonía móvil, entre otro tipo de transmisiones. En este caso se trata de la �subnorma� DVB-H que permite emitir una señal de video en forma directa a los teléfonos capacitados con un receptor especial para ello. La demostración de hoy, por ejemplo, permitió ver que la misma transmisión que se realiza a un televisor, que será aportado por la empresa Philips, también se recibirá en un teléfono móvil, en este caso en un Nokia N92, que aún no tiene fecha de lanzamiento en la Argentina.

La Argentina definió en 1998, pero esa decisión fue objetada en el 2000. Desde entonces, el tema quedó en suspenso. Sin embargo, las empresas comenzaron a hacer sus pruebas y también inversiones. Las cableoperadoras apostaron a la norma norteamericana y son el principal referente local de este estándar. Algunos canales, por su parte, comenzaron a probar sus primeras emisiones bajo la norma europea.

El tercer estándar en cuestión es el japonés ISDB, que ya fue elegido por Brasil, aunque lo adaptó a sus necesidades. De hecho, en ese país lo llaman el �cuarto estándar� por haber cambiado el método de compresión al doble y permitir que más señales de televisión puedan ser transmitidas por la misma frecuencia que posee una radiodifusora para emitir TV.

Más allá de las normas
Para entenderlo de manera sencilla: la transmisión digital, independientemente de la norma que se elija, brinda un contraste y nitidez de la imagen de tal nivel que la pelotita de tenis que, por su velocidad, a veces no logramos ver en la pantalla de televisión cuando hay un partido internacional, será posible seguir sin inconvenientes en un aparato con esta tecnología. Y no importará si la pelotita en cuestión avance a 175 kilómetros por hora. Otra diferencia es que, en un partido de fútbol, será posible identificar a cada una de las personas que se encuentren mirando el juego desde la tribuna.

El sonido también es mucho más fiel, estéreo, de modo que la experiencia de la transmisión es mucho mejor en términos de calidad integral.

Pero esto es sólo una parte. La gran ventaja de la TV digital para las radiodifusoras es que cuentan con formatos de compresión (en la jerga MPEG) que permiten que por la misma frecuencia que posee una radiodifusora para emitir una señal de TV analógica puede enviar más de una señal (en principio cuatro). Esto permitirá a cada licenciataria contar con más señales de TV abierta, hecho que beneficiaría en forma directa a los usuarios, que contarían con más de cuatro canales abiertos de televisión. Si se calcula sólo por las señales que se ven en la Capital, se pasaría de cuatro a dieciséis.

¿Qué pasa si hoy ya estuviera definido un estándar de TV digital? ¿Veríamos
TV con mejor calidad de imagen y sonido?

En verdad no, porque no se trata sólo de que las radiodifusoras transmitan en señal digital sino que, además, los televisores que se encuentran en los 10 millones de hogares argentinos cuenten con un decodificador y receptor de señales digitales, conocidos como set top box. Con ese dispositivo la imagen que reciban los televisores analógicos será similar a la que emiten las empresas satelitales.

Pero no será de alta definición hasta no tener la pantalla adecuada, de plasma o de cristal líquido (LCD), con la cantidad de líneas necesarias, que no debe bajar de 800 para que sea high definition (HD). Esta sigla es la que hoy identifica a una parte de los televisores de LCD que se venden en el mercado argentino.

La definición de un estándar de TV digital provocará una demanda constante de productos nuevos, ya sean receptores, pantallas digitales o televisores.

Link: Clic



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: